Cómo salvar mi matrimonio en crisis

Cómo salvar mi matrimonio en crisis

Todas las parejas atraviesan crisis y tienen sus problemas. Una pareja perfecta no es aquella que no tiene ningún problema, sino la que, con una toma de conciencia, alcanzan a encontrar las herramientas para que las crisis les sirvan de lección: así se puede responder a la pregunta ” ¿ Cómo salvar mi matrimonio y solucionar los problemas que tenemos?” . Claro que eso va a pedir esfuerzo mutuo y salir de su zona de confort.
Así se mejora y se fortalece una relación matrimonial.
En este artículo, vas a encontrar herramientas para ayudarte a superar la crisis.

Tabla de contenido


1. Como salvar mi matrimonio : las principales crisis
  1.1 Tipos de crisis
  1.2 Actuar más, hablar menos 
2. Las 3 acciones que no hay que realizar
  2.1 No actuar bajo un estado de pánico
  2.2 No actuar por emociones
  2.3 No prometer cosas que no podrás cumplir
3. ¿Pero, entonces, qué hacer?
  3.1 Las causas por las cuales uno no cambia
  3.2 El comportamiento que hay que tener
    3.2.1 Proyectarse en el futuro
    3.2.2 Cambiar costumbres de la cotidianidad 
     3.2.3 Las relaciones íntimas
    3.2.4 Los tips que no pueden faltar
4. Mi pareja rechaza cualquier reconciliación
5. Conclusión 

1. Como salvar mi matrimonio : las principales crisis

La pregunta que me motivaba cuando he creado este sitio de internet recuperoamiex.com era: ¿Cuál es la solución para vivir feliz en pareja?
La respuesta era muy sencilla: saber superar los conflictos.

Una pareja sin problemas no existe. Una pareja perfecta es aquella capaz de superar problemas como:

– Indiferencia crónica.
– Crisis existencial (¿Qué hago de mi vida? ¿Escogí el buen camino?…)
– Una separación (puede ser de algunos días, o varios meses)
– Intolerancia (Quiero que mi cónyuge se comporte exactamente como a mí me gusta)
– Falta de apoyo, de consideración, desprecio (criticar siempre a su cónyuge, contestar de manera hiriente, )
– Problemas de comunicación (no saber decir las cosas de manera aceptable)
– Infidelidad (confianza dañada)

Si ya, estas separado/a, entonces te recomiendo la lectura de mi artículo como recuperar a mi ex la estrategia paso a paso. Este artículo te va a enseñar lo que hay que hacer para recuperar a tu pareja luego de una separación.


Por ahora, vamos a ver las soluciones y los consejos para salvar un matrimonio, empezando por los diferentes tipos de crisis que puede vivir un matrimonio. 

   

1.1 Tipos de crisis de un matrimonio

Si estás todavía viviendo con tu esposo o tu esposa y enfrentas dificultades, sea cual sea tu caso, cuando hay un mal estar crónico o una fuerte tensión conyugal, la primer cosa que hay que entender, es que prometer, jurar, o peor, dar falsas esperanzas pensando que eso va a calmar a tu esposo o esposa, es el camino más seguro al empeoramiento de la situación.

Si hablamos de crisis ya instaladas y que hacen parte  de la convivencia, hay que identificar tres formas de crisis:

A/ La crisis que llamo “crisis muda“. Es esa crisis cuyo tema se habla raramente pero que está siempre presente en el ambiente conyugal. El caso típico es una infidelidad. El tema se queda en permanencia, pero aun así no se habla, y modifica el comportamiento de cada uno: puede ser un enojo desproporcionado y  crónico por cualquier detalle insignificante de la vida cotidiana, o una indiferencia a lo que piensa y hace la pareja. La relación se ve afectada porque algo disminuyó: la confianza.

B/ La segunda es la crisis que llamo “crisis hablante“. Son aquellas crisis que se expresan. Son momentos de discusión intensos y crónicos hechos de reproches, a veces de insultos indirectos o directos, donde se repiten los mismos temas de siempre. Las discusiones se vuelven un combate y una pelea sin fin, de donde no sale ninguna solución pero donde uno quiere tener la última palabra, pensando que, ganando la batalla de las palabras, va hacer de modo que su pareja entienda.

C/ Y por fin, la crisis que llamo “crisis muda hablante“. Es una mezcla de las dos primeras formas de crisis; una forma de alternancia entre un silencio tenso y unas discusiones de combate: los famosos reproches empezando por “Tú eres así…así…así…” , “Tú nunca lo has hecho…”, “Tú, siempre lo hace…”. 

Frente a esos tipos de crisis, seguir hablando y seguir prometiendo, es poco probable que de un resultado satisfactorio a largo tiempo y no va a salvar tu matrimonio.  

¡Oye!
Descubre tus probabilidades de recuperar a tu ex.
Completa el test y recibe tus resultados.

>>>>> Haz click aquí para realizar el test

Ver video: Cómo recuperar a tu ex

1.2 Si quiero salvar mi matrimonio tengo que actuar más y hablar menos

La única manera de mejorar la situación es pasar a la acción. O sea, ya el tiempo de las palabras pasó, se prometieron mil cosas y no funcionó, hubo mil promesas que no se cumplieron.

Ahora es el tiempo de un mejoramiento efectivo de la convivencia y eso pasa con la toma de actos positivos.

Cuando hablo de “toma de actos positivos” no hablo de cambiar de manera artificial actuando de manera que no te conviene. Me refiero a aportar cada día un mejoramiento, cada día tener un objetivo (puede ser pequeño) y lograrlo. Es lo que vamos a ver…

2. Las 3 acciones que no hay que realizar si quieres salvar tu matrimonio

Cuando uno siente que la situación va a desbordar, cuando uno siente que está perdiendo el control de la situación, es probable que el pánico sea el primer elemento que entra en juego.

2.1 No actuar bajo un estado de pánico

En lugar de actuar de manera normal, mostrando poco a poco los cambios, uno va a querer demostrar a su pareja, con excesos y de forma inadecuada, que es la persona perfecta.

Pero eso es como un fuego de hojas secas: brilla de manera impresionante pero se apaga en dos días.

Un ejemplo puede ser si tu cónyuge te decía que nunca lo/la invitabas a salir, y lo/la invitas ese mismo día al mejor restaurante de la ciudad.
No es recomendable actuar así porque, aparecería como una técnica para terminar el conflicto matrimonial tan solo momentáneamente y tu pareja no se sentirá tomado/a en cuenta.

2.2 No actuar por emociones

Es una reacción frecuente. Uno piensa que expresar sus sentimientos, su amor desmesurado, o explicar la gran importancia de su pareja en su vida, va a resolver la situación.
Acuérdate, más que con palabras, el amor  se expresa con los actos. Y no hablo de actos desmesurados, sino de los actos de la vida cotidiana.

Para salvar tu matrimonio es importante tener una estrategia muy personalizada al respecto y así no cometer errores. Es la razón por la cual he desarrollado un programa  exclusivo que permite a una pareja saber lo que hay que hacer para encontrar la solución a su caso.
Y si sientes esa necesidad puedes solicitar tu asesoría personalizada aquí.

En muchos casos, los sentimientos, si se expresan demasiado, tienen tendencia a alejar a los cónyuges.
Cuanto más vas a mostrar tu dependencia afectiva, mas tu pareja se va alejar. Para permanecer atractivo es importante mantener siempre un poco de misterios y no estar siempre disponible.

Es la razón por la cual es mejor mostrar tu amor por los actos y de manera desinteresada. Si lo haces de manera natural, sin actuaciones, vas a tener un “retorno sobre inversión“ satisfactorio.

Es por eso que es importante hacer, antes, un análisis de lo que espera tu pareja de ti. Si, ya, tu cónyuge no quiere hablar, acuérdate de las críticas y/o de las observaciones que te hacía y cambia poco a poco sin mencionarlo. 

qué hago para salvar mi matrimonio

2.3 No prometer cosas que no podrás cumplir

A veces, para salvar a cualquier costo un matrimonio, uno está listo a prometer lo que la persona misma sabe que no puede cumplir. 

El resultado se conoce con anticipación. Es probable que no se alcance y si se alcanza puede costar mucho.

Haberse comprometido a cumplir algo que no se puede alcanzar, va a alimentar únicamente el volumen de reproches de tu pareja y empeorar la situación. 

3. ¿Pero entonces, qué hacer para salvar mi relación matrimonial ?

El primer paso es, realmente, identificar lo que le molesta a tu cónyuge, mejor dicho, lo que él o ella no está esperando de ti.
Luego, la pregunta es : ¿ Cómo puedes entregar un comportamiento adecuado ? 
Diciéndolo así puede parecer fácil, pero la mayoría de las parejas saben que no es así de fácil porque el peso de las costumbres está presente, ya que uno se acostumbró a actuar según un mapa comportamental y puede ser difícil, a veces, cambiar de mapa mental.

3.1 Las causas por las cuales uno no cambia

No es fácil identificar las causas y/o aplicar los actos pertinentes, sencillamente porque:

  • El comportamiento adecuado se aplica dos o tres veces y luego, regresan las malas costumbres.
  • No hay conciencia de la profundidad del malestar de la pareja.
  • A veces, hay momentos felices, entonces uno piensa que no hay problema y no actúa.
  • Uno se dice “Hace tanto tiempo que estamos juntos que no podemos separarnos“
  • Existe el pensamiento de que la otra persona está “asegurada“ y que no hay que seducirla más.


3.2 El comportamiento que hay que tener

Es esencial mostrar que eres la persona indicada para tu cónyuge y que puedes cumplir tu papel.
Vas a tener que sorprender a tu ex de manera positiva, sabiendo que un acto tiene más valor que mil palabras.

Estoy seguro de que tu pareja, un día, te dijo lo que esperaba, de manera indirecta (me gusta tal tipo de hombre/mujer, me gusta tal tipo de comportamiento), o de manera directa, diciéndote lo que no le gustaba, por ejemplo.

Teniendo en cuenta eso, mira lo que puedes mejorar y que sea compatible con tu forma de ser.
Y es importante tener un plan de acciones a corto (lo que hay que hacer de manera inmediata) y largo plazo (las nuevas reglas de convivencia).

Hacer de modo que tu pareja sienta emociones positivas (reírse, sentir que la vida es ligera, sentirse  importante para el otro…) esto crea una complicidad que permite:

  • Relativizar las disputas
  • Sentirse en harmonía con él o ella
  • Crear una complicidad comportamental y nueva costumbre

Recuerda como inicio tu relación, como actuaron para seducirse, eso te puede ayudar mucho.

Como puedo salvar mi matrimonio en crisis
3.2.1 Proyectarse en el futuro

Es claro que el hecho de discutir sobre los mismos temas respecto al pasado, sin que haya ningún cambio, no va a mejorar la situación.

Porque ya lo hablaron y es probable que aportar otro argumento pueda despertar las mismas emociones y vuelvan todos los reproches, no únicamente respecto a la parte del tema que escogiste.

Y generar tensión, así mismo si tienes la razón, no es recomendable, digamos que por ahora no es el momento buscar a tener la última palabra.
 

3.2.2 Cambiar costumbres de la cotidianidad

La rutina y la cotidianidad pueden ser dos enemigos de un matrimonio. Todos esos detalles del día a día que le pueden quitar magia al amor.
Mejorar las pequeñas costumbres del día a día, según el caso, puede tener un efecto positivo sobre tu pareja, siempre y cuando la nueva costumbre se mantenga en el tiempo.

Si uno cambia una costumbre por dos o tres días, como lo he dicho anteriormente, esto empeorará la situación porque tu pareja podría desilusionarse más.

3.2.3 Las relaciones íntimas

Si, todavía existen relaciones íntimas, aquí también es recomendable aportar novedades positivas. No cambiar de un día para el otro de manera excéntrica, pero si, hacer descubrir otro camino del placer, con más preliminares, tipos de caricias diferentes, masajes, cambiar de ambiente…etc.

Las relaciones íntimas son la máxima unión física de una pareja y deben mantener una cierta atracción. El objetivo es pasar el mejor momento en el que puedan sentir comunión y complicidad.

3.2.4 Los tips que no pueden faltar

Cada pareja tiene sus particularidades, cada pareja tiene su solución propia, sin embargo hay algunos detalles comunes, los cuales pueden ayudar a conectarte de nuevo con él o ella. 

  • Cuídate: Piensa en ti, en tu bienestar.
  • El físico: Mejorarlo permite ampliar una forma de atracción y tu pareja no será indiferente a eso.
  • Sonreír más. No es algo sin importancia… Sonreír es entregar un mensaje de complicidad, de emoción positiva,  de entendimiento, de relativización de una situación tensa, de una reconciliación…
  • No mostrarse en dependencia afectiva.

4. Mi pareja rechaza cualquier reconciliación

Es un caso posible. A pesar de lo que has entregado, a pesar de las nuevas costumbres, si sientes que no hay ningún resultado es, de pronto, que el mal estar conyugal es más profundo.

Hay que considerar que si una reconciliación con tu pareja es todavía posible, eso tomará más tiempo y puede necesitar una terapia.  
Pero esa no es una razón para parar los mejoramientos. Al contrario, es recomendable mantenerlos. Aplicándolos, es posible que tu pareja logre tener la certeza de que has realmente cambiado de manera positiva y que si siguen juntos, el futuro será diferente.

Pero si te estás enfrentando a una indiferencia total, si no hay ningún resultado y sientes que esta situación está firmemente instalada en la relación y que perdura hace tiempo, sería, quizás, pertinente tomar un poco de distancia. Es una decisión delicada y es importante analizarla desde todos los ángulos.

Con más libertad, tu pareja podrá evaluar tus cambios, podrá analizar la situación sin presión, de pronto cuanto finalmente te extraña.
En la reconquista amorosa, la toma de distancia permite apreciar los cambios porque hará una comparación clara entre lo que eras y lo que eres hoy. 

 

5. CONCLUSIÓN

Las crisis matrimoniales son hechas de extractos de frustración que se acumularon durante meses y años.
Pensar que uno lo va a resolver en un día, carece de viabilidad. Hay que tener paciencia y rigor, y no actuar desesperadamente.

Si superan esta crisis, la pareja se volverá más fuerte y eso se logra a través de los cambios que está esperando tu pareja, acuérdate de eso.
Espero que estos tips te sean de gran utilidad. No dudes en adaptarlos a tu situación o en pedir ayuda en forma de acompañamiento.

Te deseo éxito

Leíste este artículo hasta el final, no te vayas sin haber realizado el test para conocer tus probabilidades de recuperar a tu ex.

>>>>> Haz click aquí para realizar el test

Patrice Lafforgue

Especialista en reconquista amorosa / Ayuda personalizada: cómo recuperar a tu ex

+ 57 311 408 66 96

 Artículo que te puede interesar: 8 cosas que debes evitar para recuperar a tu ex

 

Deja un comentario